Vivir en el momento…

Como habréis visto en Instagram, siempre os intento transmitir lo importante que es centrarse en el momento. Y vosotros diréis, “es fácil decirlo, no tanto hacerlo“.  A la hora de querer adelgazar, vivir en el HOY es imprescindible. Nos ayuda a centrarnos en los logros del día a día, a no tirar la toalla por falta de paciencia, y a vivir con tranquilidad. 

Por eso hoy quiero compartir con vosotros unas pautas que me dieron en un curso que hice de Mindfulness. El curso fue impartido por Carola Garcia Diaz. Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera conciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación.

Atención plena en la vida diaria para reducir el estrés

  • Al abrir los ojos por la mañana, en vez de saltar rápidamente de la cama, intenta parar y hacerte consciente de la respiración (5 respiraciones). Esto te ayudará a empezar el día de diferente manera, con conciencia en el momento presente.
  • Al irte a la ducha, observa si la mente ya está pensando, planificando y ensayando todas las cosas que pueden ocurrir. Cuando te des cuenta de ello, con delicadeza, vuelve a la pregunta qué es lo que estoy haciendo ahora. La respuesta es: duchándome. Así que vuelve la atención a los sentidos: oler el jabón, sentir la sensación del agua en el cuerpo, escuchar el sonido de la ducha. Haciéndote más presente.
  • Si vives con tu familia o pareja, antes de irte al trabajo, tómate un momento para practicar escucharles con atención plena y conectar realmente con ellos antes de salir.
  • Al salir de casa, a propósito, ve más despacio hacia el coche, notando el cuerpo y haciéndote consciente de cualquier tensión.
  • Mientras conduces, de vez en cuando, intenta conducir un poco más despacio, elige el carril lento, y utiliza los semáforos en rojo para soltar el volante y notar la respiración.
  • Al salir del coche e ir caminando hacia la oficina hazlo de manera diferente. Por ejemplo, inhala durante tres pasos y exhala durante tres pasos. Nota la sensación de caminar.
  • Cuando estés en la oficina tómate un momento para enfocarte en la respiración antes de encender el ordenador y mirar tu correo.
  • En el trabajo, haz que el momento de planificar actividades tenga su propio espacio, resérvalo en tu horario y, cuando lo hagas, intenta solo enfocarte en planificar sin hacer otras tareas (sin mirar tu correo por ejemplo).
  • Vuelve a disfrutar del arte de hacer una sola cosa a la vez en vez de ser “multi-tarea”.
  • Sé consciente del efecto que tiene lo que consumes en tu nivel de estrés. Demasiado café o televisión o correo electrónico puede crear una sensación como de estar “lejos de tu cuerpo” y causar estrés.
  • Cuando vuelvas al coche después del trabajo, practica la misma forma de caminar que utilizaste al coger el coche por la mañana.
  • Practica comer con atención plena, comiendo más despacio y realmente sintiendo el sabor, texturas, etc. al comer, sin ver la tele, usar el móvil, conversar o leer. Simplemente comer y saber que estás comiendo.
  • Recuerda volver a notar tu respiración durante el día, tan a menudo como puedas. Si tu respiración está tensa, simplemente date cuenta de ello. El simple acto de darnos cuenta (sin juzgar) puede tener un efecto sanador.
  • Nota los puntos de contacto de tu cuerpo con cualquier superficie tan a menudo como puedas. Cuando tu conciencia está en el cuerpo es más fácil descansar en la conciencia del momento presente y la vida puede resultar más fácil.
  • Recuerda que no sirve de mucho ir corriendo a casa para poder relajarte cuanto antes. Quizá es mejor conducir un poco más despacio, intentando ir bajando el ritmo; puedes apagar la radio y practicar un MOMENTO DE SER: cómo está mi cuerpo, mis pensamientos, sentimientos, respiración, observando y reconociendo lo que hay ahora.
  • Cuando llegues a casa, practica parar y respirar antes de entrar en tu casa, observa si tu cuerpo está tenso y, si es así, intenta respirar a través de esa zona, con conciencia y simplemente permite que el cuerpo esté como esté.
  • Aprende a darte cuenta de cómo son las cosas ahora mismo. Practica autocompasión y no te juzgues por sentirte de una cierta manera o por no ser perfecto.

Actitudes al practicar la atención plena: no juzgar, paciencia, confianza, mente de principiante, no aferrarse, reconocimiento (reconocer cosas como son ahora), compasión, dejar ser.

Gracias a este post voy a retomar la práctica de estas pautas que tenía un poco olvidadas. Empezaré por 2 ó 3 pautas al día y poco a poco me iré habituando a un estilo de vida con mayor paz interior.

Si queréis más información respecto a Mindfulness os recomiendo el libro “Vivir con plenitud las crisis” de Jon Kabat-Zinn. Para obtener información de los cursos, contacto Carola Garcia info@reducciondelestres.net

Un beso a todos y muy feliz semana

5 pensamientos en “Vivir en el momento…

  1. Gracias una vez más por compartir con nosotros todo lo que a ti te ha ayudado a llegar a la meta, pequeñas cosas a las que no prestamos atención y que tan importantes pueden llegar a ser. De momento he disfrutado de “Vivir el momento” ahora contigo, y sé que esta vez lo voy a lograr.

    Un beso
    Lola

  2. Pingback: 12 + 1 ideas para el puente de noviembre | yomemimo

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s