Evita caer en la tentación…

Que levante la mano quién no se ha visto alguna vez en una situación parecida diciéndose a si mismo… “me comería este trocito de …. sólo un poquito… pasará algo? que va… pero no puedo… no debo pero me apetece… ay, sólo un poquito no pasa nada.. no me peso mañana y listo… no mejor no… venga tú puedes… ayyy pero si no va a pasar nada…. en el fondo me sube el ánimo con el mal día que he tenido… no puedo aguantar, soy una débil… mañana retomo…. ” y acto seguido : ÑAAAAM!

Me gustaría compartir con vosotros truquitos que me sirven para evitar caer en la tentación. Esta lista irá aumentando a medida que mi peso vaya bajando… jeje.. y espero que también os animéis a compartir vuestros trucos!

1) No “recrearme”. Soy otra persona desde que aprendí a poner freno a los pensamientos. Cuándo estamos en la fase de descenso, de nada nos sirve recrearnos pensando en comida. En esta fase la alimentación debe tratarse como un “tramite” para lograr el objetivo y no tanto como un “disfrute” (ya tendremos tiempo para eso). Si nos encontramos pensando en lo que nos comeríamos… acabaremos con el trozo en la boca (y acto seguido sintiéndonos culpables por ello)! Con lo cual, en cuánto detectemos ese momento traicionero, STOP! Poned el freno y a pensar en otra cosa!!!

2) Cambiar de actividad también nos ayuda a distraer la mente y a evitar darle vueltas a los que nos “apetece” comer. Ejemplos: Darse un baño, hacerse las uñas (en el caso de las mujeres), salir de casa (sin dinero) a dar un paseo, ir al gimnasio, ir de compras, llamar a una amiga/o, leer una revista o un libro….

3) Beber mucha agua o una infusión caliente también ayuda a engañar el estómago.

4) Lavarse los dientes o tomarse un chicle de menta también te quita las ganas de seguir comiendo.

5) Recordarnos por qué decidimos empezar a cuidarnos. En qué situación nos encontrábamos, qué sentiste el día antes de empezar con el plan…

6) Pensar en las consecuencias sí nos saltamos el plan. Qué emociones vivirás.. qué tipo de pensamientos tendrás… ¿te sentirás orgullosa de ello?

7) Piensa en lo que le dirías a un amigo si te llama pidiéndote apoyo para evitar caer en la tentación… ¿Qué le dirías?

8) VISUALIZATE logrando tu objetivo. Piensa cómo te sientes. Qué emociones te produce… cómo te vistes… en qué aspectos ha mejorado tu vida hasta ahora y mejorará si sigues cuidándote…

9) RESPIRAR… las respiraciones profundas nos ayudan a tomar conciencia del momento. De ser conscientes de lo que realmente queremos y alejarnos de las influencias del exterior.

Y por último si todavía sigues pensando en “saltarte” el plan y necesitas una señal… NO ESPERES MAS! ¡Aquí está! ¡No lo hagas, mañana te sentirás orgullos@ de ello!

Muchos besos

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s